Daniel Pinilla PDF Imprimir E-mail
Triplanneros

Historias de Viajeros

 

Alemania

Una autentica jungla hecha bar de copas

Un paseo por el cierre a la Segunda Guerra Mundial

 

Bélgica

Imposible no salir en Lieja

 

Brasil

Trancoso, el glamour más salvaje

Lo máximo: parapente en Río

El Carnaval de Salvador es la felicidad

Un baño donde se desintoxicó Janis Joplin

Guía para carnavalear en condiciones en Salvador de Bahía

Morro de Sao Paulo: bienvenidos al paraíso 

Atracados en Salvador de Bahía (parte I)

Atracados en Salvador de Bahía (parte II)

Los Filhos de Gandhy no se andan con chiquitas

 

China

Un tifón me echa de Hong Kong

Una escalada donde nace la Gran Muralla

Chinos y más chinos camino de Shenyang

La tentación de comprar compulsivamente en Silk Street

El taichi de Tianjin no es un trabalenguas

Kowloon: bienvenidos al barrio más poblado del planeta

 

Colombia

Zipaquirá tiene la octava maravilla del mundo

De parrandeo en 'Andrés carne de res'

Cartagena padece el síndrome de Stendhal 

El parque nacional del café tiene tirón, pero menos

 

Costa Rica

Puerto Viejo de Talamanca y a vivir

Jugar al 'veo veo' en La Costa de los Mosquitos

 

Cuba

El zoológico de La Habana no es ninguna tontería
 

Ecuador

Los experimimentos en la mitad del mundo

Las Islas Galápagos te hacen odiar a las cabras

Chasco en La nariz del diablo

Liarla en Montañita es tan fácil...

Mala pinta lo que se cuece en el Lago Agrio

Las jorobadas mandan en Puerto López

Un bañito con caimanes, pirañas y anguilas eléctricas

Una tardecita con el chamán

 

Estados Unidos de América

Escarcelado en Gardiner (Montana)

Nueva Orleans y sus cosas

Los salmones vuelan en Pike Place

Caballo Loco se hace grande 

El pueblo donde todos son yoguis

La naturaleza domesticada de Yellowstone

 

España

La experiencia carnavalera del Gran Teatro Falla

Anatomía del clásico clavazo en la Feria de Sevilla

Demasiados botellines para peregrinar a El Rocío

Lo que le queda al rociero

Fin del Año Santo en Santiago de Compostela

La casa del genio en Portlligat

La Sardina se entierra entre murgas y plañideras

El cabo de las rocas

Francia

Una excursión por las playas del desembarco de Normandía

La Maravilla del arcángel san Miguel
 

India

Rejuvenecimiento ayurvédico en Kerala

Chingavanam: tras la pista de Santo Tomás

No todo el pescado está vendido en Kochi

Vagamon aporta teína
 

Irán

Los sorprendentes 'autógrafos' de Persépolis

El mundo del grafiti, Teherán y el Imperio

Teherán se pone guapa


Irlanda

Tomarse una pinta (o dos) en el Temple Bar

 

Israel

Mea Shearim: la ortodoxia judia cobra vida

Cesarea o cómo cargarse unas ruinas de leyenda

La vida se rebela en el Mar Muerto

Una visita a la batalla del fin de los días

La contemplación de la vida en Akko

El apéndice pueblerino de Tel Aviv

 

Italia

Portofino: más bonito imposible

Génova o el semáforo de Italia

Génova, la rusticidad que engancha

Por qué me pude sentar en la Piazza del Campo de Siena

El corredor de los Medici vuelve por sus fueros

El punto de la decadencia de Cagliari

 

Lesoto

Las entrañas del reino Moshoeshoe

 

Letonia

Encerrona en la noche de Riga

Un trago de Black Magic para mayor gloria del landismo

Riga se vuelve el lejano Oeste por las noches

 

Lituania

Kaunas, peligroso pero menos

El baloncesto es sagrado en Lituania

Se lía en gordo la noche de Vilnius

La guasa de los taxistas de Vilnius

 

Malta

Cominotto o el corazón del mediterráneo

 

Marruecos

Legzira se sale

La aldea marroquí de Jimi Hendrix

 

México


La Revu de Tijuana no entiende de barcos

Mongolia

El nomadismo militante se emborracha

 

Montenegro

Ostrog reúne a sus fieles

Perast: 300 habitantes, 16 iglesias y 17 palacios

El baluarte eslavo frente a los otomanos
 

Multi-país


La impagable experiencia del Transmongoliano

Los mercadillos del Transmongoliano
 

Palestina

La novia de Palestina

 

Polonia

Cracovia, parada y fonda

La inquientante experiencia en Auschwitz

Viaje al interior de la tierra... en Cracovia

Por qué Varsovia resulta fascinante

 

Reino Unido

Troon huele a mar
Mascarada en Portobello Road
Momento vintage en Brick Lane
 

Sri Lanka

La gozada de ver pescar en Weligama

 

Sudáfrica

Sandton, donde se parte la pana en Johannesburgo

La verdad descarnada de Soweto

Una horterada en toda regla en mitad de Sudáfrica

El Apartheid hecho museo

En busca de los cinco grandes en Pilanesberg

En ruta al Reino de Mordor

 

Itinerarios de Viajes

 

Croacia

Croacia, en dos semanas

 

Ecuador

Una ruta por el centro del mundo en dos semanas y media

 

Estados Unidos de América

Alaska en doce días

 

Israel

Un vistazo a Israel en una semanita

 

Malí

Mali bien vale medio mes al menos
 

México

Una semana en Baja California para ver ballenas