Atracados en Salvador de Bahía (parte II) PDF Imprimir E-mail
Brasil

El asunto del atraco acabó más o menos como en la imagenLlega la policía. Mientras, con los nervios, el botellón preparado para antes de desfilar se inaugura. Copas por doquier. La policía, que da miedo verla con las melenas y los tatuajes, coge a Rafael (el ladrón) y se lo lleva al cuartelillo. Le acompañan tres de los nuestros. Allí le sueltan alguna que otra torta. "Pegadle ustedes", nos dicen los policías mientras nos piden dinero porque nos aseguran que sus sueldos son muy bajos. De locos. Llegan el padre y la novia de Rafael, al que le insistimos para que devuelva las cosas y zanjemos el asunto lo antes posible sin más tortas de por medio.

Al final, camino de una favela, casa de Rafael. Allí tenía el botín escondido, que acaba por ser devuelto con grandes collejas del padre. En casa, mientras tanto, los que nos hemos quedado nos estamos puliendo una botella de ron con una vecina absurda que creemos que fue la que le dio la llave para que nos robase. Vaya plan. Tratamos de negociar con la dueña del piso para que nos devuelva parte del dinero que le hemos adelantado por el alquiler, porque hemos decidido irnos. Un par de motoristas muy sospechosos llevan un rato dando vueltas por la casa hablando algo de unos gringos que han delatado a Rafael. Mala pinta a saco.
La dueña dice que no devuelve ni un real. Santa Rita Rita... Le montamos un pollo en toda regla en plan 'poli bueno-poli malo', pero ni por ésas. Nos vamos con el rabo entre las piernas y buscamos dónde dormir. Acabamos en Jardim Brasil, un conocido albergue cuya dueña es amiga. Nos toca habitación con las mejores pulgas de la cuidad. No se duerme nada. Al día siguiente, debate: ¿nos vamos a España ya? Uno dice que se queda y desfila (nos tocaba a mediodía). Yo me apunto y al final todos lo hacen. ¿Saben qué? Acabó siendo el mejor día del viaje. Pero eso es otra historia...


Daniel Pinilla

Comentarios (1)Add Comment
0
Trigo
septiembre 16, 2009
Votos: +0
...

como se dice, al mal tiempo buena cara.

Escribir comentario
 
 
corto | largo
 

busy