Lüderitz se carga el mito de África PDF Imprimir E-mail
Lüderitz no responde a la típica imagen que se tiene de ÁfricaLlegamos por fin a Lüderitz. Nos habían hablado de una ciudad fantasma perdida en medio del desierto y al borde de la zona prohibida de Namibia (Diamond Restricted Area). Decían que los diamantes los recogían de la superficie, estaban a simple vista... Kolmanskoppe solía ser una ciudad minera, pero desde 1956 está abandonada, ya no vive nadie allí. Ahora la sustituye otra más al sur. Curiosa ciudad abandonada, semihundida en el desierto.

Pocas cosas más interesantes hay en Lüderitz. En realidad quise salir de ahí desde el principio, rumbo al Fish River Canyon, el segundo cañón mas grande del mundo (es fácil saber cuál es el primero...) pero una por culpa de una votación nos quedamos dos noches en vez de una en esta aburrida ciudad. Cosas de la democracia.
Leer más...
 
Powered by Joomla World.
Más celulares que agua potable en Colombia PDF Imprimir E-mail
Escrito por NOTICIAS Triplannet.com   
Un campesino habla con su móvil El mundo está loco. La sociedad de consumo en que vivimos es capaz de rizar el rizo de lo absurdo hasta situaciones más propias del surrealismo. Sucede que la tecnología está tan a la orden del día, que las estadísticas reflejan que las necesidades primarias no son las que primero se cubren. Un caso evidente se produce en Colombia, un país económicamente considerado en una situación en vía de desarrollo, donde se produce la increíble paradoja de que la telefonía móvil ha conseguido llegar a más viviendas que el agua potable. Como suena.

Según la encuesta oficial del Departamento Nacional de Estadísticas (Dane), los hogares colombianos en los que hay al menos un teléfono móvil superan a aquéllos que reciben el servicio de agua potable. Insólito pero real.
Leer más...
 
Una de salchichas de Fráncfort por derecho PDF Imprimir E-mail

Una carta con motivos salchichísticosHablemos de comida de verdad. En Alemania, sobre todo en el norte, nos gusta ser contundentes cuando nos sentamos a la mesa. Les hablo si les parece de la Frankfurter Würstchen, más conocida como Frankfurter. Sepan que el origen de esta maravilla culinaria está en Viena, aunque el chef que lo creó era originario de Fráncfort. No podía ser menos.

Les comento cómo cocinar un suculento y alemán plato de salchichas con patatas. Lo primero es cocinar las patatas al vapor. Luego las dejamos enfriar y cortamos en cubos. Le añadimos cebolla roja picada y alcaparras. Esto último es muy muy importante. Mezclamos aparte aceite, vinagre, mostaza, sal y pimienta. El resultado  lo calentamos y vertemos sobre las papas.

Leer más...
 
Dahomey le da al mango PDF Imprimir E-mail
Escrito por Djimon Tchomogo   
Unos niños disfrutan comiendo mangoEn Benín el personal es muy aficionado a los postres. Para ello nos valemos de mucha creatividad para hacer delicias dulceras con alguno de los ingredientes más cotidianos. En el ingenio está el placer... Permíntanme mostrarles un buen ejemplo de ello con una receta de pastel de mango.

Esta fruta, aunque es originaria de la India, está muy extendida por todas las zonas tropicales del mundo, también en la antigua república de Dahomey. Su sabor y su carnosidad conforman las claves de su éxito. Pero no me andaré más por las ramas para que puedan seguir los pasos necesarios para hacer este bizcocho en casa.
Leer más...
 
Chinos y más chinos camino de Shenyang PDF Imprimir E-mail

La estación de tren de Shenyang, siempre abarrotadaDiez horas (10) de tren, tres revisiones de pasaporte, colas bestiales para llegar al andén y qué sé yo, pero anoche llegué a Shenyang. A 74 kilómetros hora fue el tren, velocidad de crucero. La auténtica bala. La de la taquilla me engañó al decirme que se echaban sólo cinco horas en el trayecto. Total, que me encajé en Shenyang a las diez de la noche. Una aldeíta de casi ocho millones de personas, conductores kamikazes total y edificios gigantes horriblemente iluminados con luces horteras a tope. Según he leído, el gobierno ha tratado de reeducar a los conductores y los peatones para evitar que la gente de fuera sufra un ataque al corazón en cada cruce, pero me temo que en la jungla de Shenyang el éxito de la iniciativa ha sido discretito.

A ver si me cruzo con Ronaldinho y compañía (mi viaje fue durante los Juegos Olímpicos), que creo que andan por aquí. Por cierto, al parecer la organización de los Juegos generó puestos de trabajo para unos dos millones de personas, pero la ampliación de las carreteras se ha llevado por delante puntos de interés históricos que van a resultar irrecuperables. Quédense tranquilos: en Shenyang no había demasiado que cargarse, así que la Unesco no tiene de qué preocuparse. Lo que más merece la pena es un jardín botánico con puentes colgantes que está como a 30 kilómetros. (PD: me quedé en el hotel de mi colega Nacho: gratuidad).

Leer más...